El estudio realizado por la Universidad de Alicante sugiere un plan director de la fachada litoral del Cabo de Santa Pola con nuevos recorridos a diversas alturas, que favorecerán el uso y disfrute de este entorno natural único tanto a pie como en bicicleta y primando la accesibilidad.

Fitur ha sido el marco donde el Ayuntamiento de Santa Pola ha presentado el plan director de la fachada litoral del Cabo de Santa Pola propuesto por la Universidad de Alicante. El acto lo  han protagonizado el teniente de alcalde José Pedro Martínez y el concejal de Turismo Borja Merino.

Martínez explicó que “Hoy presentamos este estudio realizado por la Universidad de Alicante en forma de plan director cuyo objetivo es mejorar el uso y disfrute de la fachada litoral del Cabo de Santa Pola, un entorno único y con gran valor natural y ecológico, el único ejemplar de arrecife coralino fósil en Europa y todo un símbolo de nuestra identidad local”. 

La Sierra de Santa Pola es una formación acantilada que se eleva a 144 metros sobre el nivel del mar al norte del casco urbano. En sus estribaciones se encuentra el cabo que marca el punto final de la bahía de Alicante y el inicio de la de Santa Pola. En su punto más alto se encuentra la Torre Vigía Atalayola que alberga el actual faro. 

“En su zona alta el Cabo de Santa Pola ya es uno de los puntos más visitados de la Costa Blanca gracias al mirador suspendido sobre el acantilado que ofrece unas increíbles vistas al Mediterráneo con la isla de Tabarca enfrente. Ahora nuestra intención es seguir avanzando con la mejora de la accesibilidad en su fachada litoral con la creación de nuevos itinerarios peatonales y ciclistas”, añadió Martínez. 

Tres nuevos itinerarios

Borja Merino detalló que para el desarrollo de este plan director se contempla la creación de tres itinerarios: “El primero de ellos es el actual camino del Cabo cuyo entorno se plantea como un área para el desarrollo de múltiples actividades respetuosas con los usos permitidos. El segundo itinerario estaría a una cota de 100 metros de altura con un sendero peatonal y ciclista totalmente accesible que sería utilizado por los ciudadanos para disfrutar de la naturaleza”. 

“El tercero -añadió el concejal de Turismo- estaría en un plano a mayor altura y tendría un carácter panorámico gracias a las increíbles vistas que desde esa zona nos regala el frente del cabo. Este espacio es de gran relevancia ambiental, ya que es uno de los pocos ejemplos de arrecife fósil del litoral mediterráneo que, además, alberga una interesante vegetación y fauna”.

Efectivamente, el Cabo de Santa Pola es un ejemplar único en Europa de arrecife coralino fósil de la era messiniense, formado principalmente por restos de corales del género porites, estromatolitos y algas halimedas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies