La obra de la artista mexicana Leonor Hochschild permanecerá expuesta en el ala sur del Museo del Mar desde el 20 de octubre hasta el 30 de noviembre. 

“Gestos en la Materia” es la expresiva creación de Leonor Hochschild que ahora se presenta en el ala sur del Museo del Mar y que se inaugurará este viernes 20 de octubre a las 19:00 horas. La exposición nos transporta por el universo de la pintura matérica vista a través de una lente contemporánea que respeta y celebra a los pioneros de este movimiento. Esta corriente artística, profundamente arraigada en el Informalismo de finales de los años 40 y principios de los 50 en Europa, surgió en un momento de fervor y transformación, redefiniendo la conceptualización del arte.

El sello distintivo de esta corriente es su abstracción, llevada a cabo con materiales que desafían las tradiciones. Este enfoque da a cada obra una identidad inconfundible, creando un juego visual entre áreas densamente texturizadas y espacios más austeros. La pintura matérica, en su apasionado énfasis en la materia y textura, se revela como una extensión y reinterpretación del arte abstracto, trascendiendo la mera representación y explorando dimensiones táctiles y tridimensionales.

La obra de Leonor se sitúa firmemente dentro de este estilo, asumiendo sus códigos cromáticos, la deliberada omisión de perspectiva y el equilibrio entre la materia y el vacío. En su estudio, Hochschild dialoga con una variedad de elementos y medios, ofreciéndonos una ventana a la tensión y alquimia entre pinturas acrílicas y oleosas. A esta paleta, añade materiales que enriquecen y consolidan la cohesión y el impacto de cada pieza expuesta.

Más allá de la pintura, su curiosidad como artista la lleva hacia el dominio de la cerámica. Estas piezas, con sus vibrantes tonalidades y formas, parecen extenderse desde el lienzo, materializándose en esculturas tridimensionales donde la textura craquelada cobra vida y el carácter matérico es palpable en una sinfonía cromática.

Pero la visión de Hochschild trasciende la mera creación. Se posiciona como una artista del reciclaje, no sólo en términos materiales, sino también conceptuales. En una sociedad consumista que amenaza con agotar sus recursos.  Ella colecta, reinventa y ensambla fragmentos de nuestra realidad para ofrecernos un respiro de esperanza en medio del caos. Nos sumerge en un viaje hacia la regeneración y el renacimiento, mostrándonos la posibilidad de armonía en el desorden, habitando el espacio, haciéndolo suyo para trascenderlo. 

Leonor es un crisol de influencias: color, vigor creativo, integración y esperanza. Su obra, en el corazón del Museo del Mar, es un testimonio viviente de esperanza en un mundo sin fe. La muestra permanecerá abierta desde el 20 de octubre hasta el 30 de noviembre.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies