El Ayuntamiento de Santa Pola, a través del Museo del Mar, como entidad gestora de los museos y el patrimonio histórico municipal, inició la solicitud al Servicio Territorial de Investigació, Cultura i Esports para la declaración/inscripción como Bien de Interés Cultural, con categoría de Zona Arqueológica, del yacimiento arqueológico La Picola, en aras a la protección, conservación, difusión e investigación de este Bien de Relevancia Local, incidiendo en su valor, al poseer una muralla íbera que articula una fortificación de características únicas en el contexto patrimonial valenciano. 

De esta manera la Dirección General de Cultura y Patrimonio establece justifica su declaración y establece su delimitación así como normas de protección, cuestión que culmina, con la publicación en el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana de la Resolución de 9 de noviembre de 2020 la Dirección General de Cultura y Patrimonio inicia los trámites para que este importante yacimiento obtenga su declaración BIC.

El yacimiento arqueológico se encuentra incluido en la Carta Arqueológica de la Comunitat Valenciana. La Picola y el Portus Illicitanus están considerados Bienes de Relevancia Local en el Catálogo de Protección de Santa Pola. 

La Picola está situada junto a la Avenida Salamanca y Avenida Portus Ilicutanus. En la actualidad la zona arqueológica se halla a una distancia de 577 m. del mar, sin embargo en la Antigüedad el área arqueológica se hallaba en la línea de costa, como han demostrado las excavaciones y sondeos. 

Santa Pola se conoce históricamente en época romana con el nombre Portus Ilicitanus (puerto de la importante colonia romana de Ilici, localizada arqueológicamente en La Alcudia de Elche). Gracias a la abundancia de pesca y a las salinas próximas se crearon factorías que producían salazones y la salsa garum. 

Entre los principales restos inmuebles exhumados hasta la fecha se encuentra una muralla con torres de época ibérica y una factoría de salazones de época romana. 

El Ayuntamiento quiere agradecer a todos los expertos que han participado en la redacción de informes y búsqueda de información, destaca el papel de la Universidad de Alicante, con Jaime Molina; catedrático de la Universidad de Alicante, a la cabeza de un equipo compuesto por los Doctores en Historia Don Juan Francisco Álvarez Tortosa y Don Daniel Mateo Corredor, también de la Universidad de Alicante. También se debe reseñar la colaboración con el Museo del Mar realizada por Jerónimo Buades en calidad de geógrafo asesor del Ayuntamiento de Santa Pola, así de todos y cada uno de los técnicos y responsables que han participado en esta iniciativa, que tras años de esfuerzo y dedicación, empieza a culminar con la iniciación oficial de los trámites de declaración del Bien de Interés Cultural.

Para el actual Equipo de Gobierno supone un estímulo y compromiso en el estudio, protección y conservación de nuestro patrimonio arqueológico local. 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies