El Ayuntamiento de Santa Pola, tras realizar las gestiones previas pertinentes y una vez recibido el visto bueno de la Delegada del Consell y con la colaboración de la Guardia Civil, está procediendo desde esta misma tarde al cierre al tráfico de varios accesos a la localidad por un tiempo indefinido.

Con esta medida se pretende que las personas que deban circular y acceder o salir de la localidad lo hagan por un único punto, pretendiendo con esta medida tener un «mayor control sobre la movilidad de las personas y mejor vigilancia del cumplimiento de las restricciones de movilidad decretadas en el estado de alarma tal y como señala la Alcaldesa Loreto Serrano.

Por tanto, y dependiendo si se pretende acceder al núcleo urbano de Santa Pola o al barrio de Gran Alacant, sólo se podrán realizar por un único punto habilitado y el resto de accesos estarán cortados al tráfico de vehículos con elementos que impidan el paso, buscando con estas nuevas medidas que se produzca un efecto embudo y todo vehículo que desee entrar o salir tenga que pasar por un exhaustivo control policial.

Así pues, para el casco urbano quedarán cerrados los accesos desde la N-332 por la zona de Tamarit (salinas) y por Playa Lisa (Av. Cristóbal Sanz), siendo desviados los vehículos que accedan desde el sentido Alicante a Cartagena de la N-332 o por la CV-865 sentido Elche a Santa Pola a la rotonda de entrada a la localidad ubicada frente a la Estación de Autobuses. De igual modo el tráfico por la Ronda Norte de la población estará restringido en el acceso a la zona Este en la rotonda de Europa.

En lo que respecta a Gran Alacant se va a proceder al cierre de todos los accesos salvo el de la N-332 por el puente elevado que confluyen la Av. del Mediterráneo, Av. de Noruega y Calle Finlandia.

Este dispositivo especial se ha dado por iniciado a primera hora de la tarde de hoy miércoles y de forma progresiva se irá implantando en los distintos puntos afectados, quedando totalmente implantado antes de iniciarse el turno de noche tal y como indican fuentes de la Policía Local que trabajan en coordinación con la Guardia Civil de la localidad y el Departamento de Servicios Generales quienes están trasladando todo el material necesario.

Con esta nueva medida se da un paso más en la vigilancia de tránsito de las personas en aras de reforzar los controles que ya se estaban realizando desde que se decretó el estado de alarma y en previsión de posibles desplazamientos no permitidos por personas que se quieran trasladar a segundas residencias ubicadas en Santa Pola en los próximos días festivos.

Además los responsables policiales inciden en que no sólo se van a vigilar los desplazamientos a segundas residencias, sino también los no autorizados por parte de los propios vecinos de la localidad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies